martes, 21 de abril de 2015

La Inmigración A Nivel Mundial


Una parte importante de la inmigración actual puede considerarse un fenómeno provocado por factores económicos, o por una combinación de factores económicos y factores sociales y políticos, como la falta de libertad en algunos regímenes poco democráticos. En otras palabras, gran parte del fenómeno probablemente pueda atribuirse a factores de “empuje” y “atracción”. La gran ventaja de una inmigración debida fundamentalmente a factores económicos es que apenas presenta problemas. Es cierto que la inmigración puede crear tensiones; estamos ya acostumbrados a ver disturbios más o menos graves en prácticamente todos los países receptores de inmigrantes (quizá los más destacados sean los recientes acontecimientos ocurridos en países como Francia, los Países Bajos y Dinamarca). Pero aun así, sostengo que la inmigración por causas económicas o laborales se caracteriza por ser una respuesta a una demanda de mano de obra inmigrante por parte de los países receptores, por lo que lo más probable es que con ella se consiga un mayor crecimiento económico que sin ella. Además, la inmigración mejora las perspectivas de las personas que migran y, por lo general, los países de origen también se benefician de ella gracias a las remesas de dinero que sus diásporas envían a casa. En otras palabras, una vez que los inmigrantes consiguen acceder al mercado laboral del país que los acoge, la inmigración se convierte en una situación probablemente favorable para ambas partes.
 Decir que la inmigración económica apenas plantea problemas no quiere decir que no plantee ninguno. Posiblemente pueda afirmarse que, antes o después, lo más probable es que los países receptores de inmigrantes terminen adaptándose a la integración actual,pero también es cierto que se avecinan importantes problemas en el horizonte estratégica.

A corto plazo, desde un punto de vista estratégico el principal problema planteado por una inmigración económica masiva, como la experimentada actualmente por España y EEUU, por ejemplo, es la forma en que los inmigrantes consiguen entrar en el país (legal o ilegal). La entrada legal no plantea problemas, pero la ilegal nos expone a ciertos riesgos en materia de seguridad. Un nivel elevado de inmigración ilegal deja entrever que los controles de entrada al país son inadecuados, hecho que juega a favor de toda persona implicada en actividades de tráfico ilegal, terrorismo o crimen organizado. 
Por último, desde 2001 el elemento religioso y las connotaciones culturales vinculadas a diversas religiones han pasado a presidir el debate público sobre los pros y los contras de la migración internacional. Aunque no se diga abiertamente, el debate se reduce en realidad a cómo lograr dirigir las oportunidades de inmigración hacia el país de origen con el perfil adecuado.



3 comentarios:

  1. Este trabajo me parecio interesante ya que su contenido abarca datos muy esenciales a cerca del tema :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Este trabajo me parecio muy importante ya que nos da a conocer los factores por los cuales se dio este problema en nuestra sociedad.

    ResponderEliminar